Índice de Documentos > Educación para la salud
 

Importancia de los controles de salud

 por José del Pozo Machuca

Los pediatras hemos estado siempre más preocupados por la atención al enfermo ya la enfermedad olvidando, frecuentemente, las actitudes preventivas. Probablemente hemos olvidado la atención a la comunidad, a su entorno, al ecosistema donde el individuo -el niño y el adolescente en nuestro caso- se desenvuelve expuesto a factores socioculturales y ambientales, muchas veces hostiles, que condicionan nuevas patologías en las que no basta la atención individualizada y aislada del enfermo.

No cabe la menor duda de que la misión del pediatra en la actualidad consiste, fundamentalmente, en la atención integral, global y antropológica del niño y del adolescente, con el objetivo de la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad sin olvidar la misión rehabilitadora. En la puesta en práctica de este concepto, de controles de salud, se requiere una intervención multidisciplinaria y no son precisas grandes tecnologías.

Los objetivos prioritarios de los controles de salud se fundamentan, básicamente, en conseguir un aumento de la salud de la población infanto-juvenil, reducir la mortalidad en general y promover y conseguir un desarrollo óptimo del individuo en la etapa de su crecimiento y desarrollo.

Para valorar su importancia, interesa definir el concepto y los objetivos de los controles de salud: se trata del control periódico del estado de salud del niño y del adolescente. Y podemos considerar que es una de las actividades más importantes de la Atención Primaria en Pediatría Extrahospitalaria, ya que tiene como objetivos fundamentales el control del crecimiento y desarrollo óptimo del individuo.

Consta, básicamente, de las siguientes acciones: -Practicar exámenes para la detección precoz de distintas anomalías. -La práctica de distintas actividades preventivas: tales como vacunaciones. normas de alimentación. promoción de la lactancia materna, normas profilácticas generales, etc.

-Educación para la salud: higiene general y bucodental, promoción de estilos de vidas saludables, prevención de accidentes, toxicomanías, etcétera... .

El número de controles dependerá, en cada caso, de las disponibilidades sanitarias, sin olvidar que existen situaciones de riesgo tanto clínico como social siendo, este último, de capital importancia y en el que hemos de poder atender, con eficacia. a niños de alto riesgo social como hijos de madres adolescentes. hijos de padres drogodependientes. minorías étnicas, inmigrantes. familias desestructuradas, niveles socioculturales muy desfavorecidos, etcétera

A modo de resumen, yo destacaría como objetivos fundamentales la importancia de los controles de salud, la educación sanitaria, análisis metabólico neonatal, vacunaciones. control del desarrollo psicomotriz, seguimiento del desarrollo pondoestatural, cribaje de luxación congénita de cadera y otros procesos como tuberculosis, infecciones del tracto urinario, problemas de raquis, caries, etcétera.

José del Pozo Machuca.

Pediatra. Sevilla

Presidente de la Sociedad de Pediatría Extrahospitalaria de la A.E.P.


Volver